Árboles Frutales

Árboles

En el mundo existe una amplia variedad de árboles, entre los que encontramos los conocidos árboles frutales. A través de esta entrada veremos qué son, sus características, tipos, algunas especies e información relevante con respecto al cultivo y cuidado de los mismos.

¿Qué son los árboles frutales?

Son todas aquellas plantas arbóreas características por su producción de frutos. Sin embargo, debido a que todas plantas con flores producen frutos, la denominación se utiliza de forma específica a aquellosárboles que desarrollan frutos para el consumo humano. Además, el nombre también se le atribuye a los árboles productores de frutos secos.

arboles-frutales

Existe una polémica en cuanto a los de frutos secos, ya que el sector culinario los denomina como árboles frutales; mientras que la ciencia botánica considera esto incorrecto. Sin embargo, debido a la creencia popular también los hemos incluídos en la entrada.

Características de los árboles frutales

Una de las características más resaltantes de los árboles frutales es que sus frutos se generan a partir del desarrollo completo de sus flores. También se destaca la cantidad de vitaminas y diversos nutrientes incluidos en sus frutos y además, a diferencia de los vegetales, estos están produciendo constantemente.

Entre otras cualidades de estos árboles podemos encontrar las siguientes:

  • Los frutos son variados. Pueden ser blandos con hueso, blandos con semilla, exóticos y secos.
  • El tamaño de este tipo de árboles varía considerablemente, existen especies de gran altura (superando más de 20 metros); mientras que otros son de tamaño medio o incluso pueden ser rastreros.
  • Al tratarse de árboles poseen una estructura básica: raíz, hojas, ramas, flores y por supuesto frutos comestible.

Debido a la amplia variedad de especies existentes, las características morfológicas, clima o temperatura necesaria para su crecimiento,e incluso la época en la que suelen dar frutos son diferentes. Por esa razón es preferible investigar acerca de cada especie de árbol frutal en cuestión, motivo por el que hemos adjuntado entradas informativas a las variedades mencionadas más adelante.

Tipos de árboles frutales

frutos

Estos árboles pueden clasificarse según el tipo de fruto, entre los que encontramos: fruto blando con hueso, fruto blanco con semillas pequeñas en el interior, exóticos, con frutos secos y  con pseudo frutos secos.

Fruto blando con hueso

También se denominan Drupa. Las semillas de este tipo de árboles se encuentran en el interior del hueso. Entre algunos ejemplos podemos encontrar el mango, la ciruela, el albaricoque y el olivo.

Fruto blanco con semillas pequeñas en el interior

Conocidos bajo el nombre de frutos carnosos. Sus semillas se encuentran en el endocarpio coriáceo. Unos ejemplos claros son las manzanas (árbol manzano) y peras (árbol peral).

Frutos exóticos

Este tipo de árbol frutal es aquel que posee frutos con cualidades diferentes a los dos tipos anteriores; por ejemplo podemos hallar los siguientes:

  • La higuera.
  • El papayo.
  • Naranjo.
  • Pomelo.
  • Limoneto.

Frutos secos

Se caracterizan porque sus árboles dan su fruto encerrado en una cápsula. Los claros ejemplos son: el nogal con sus nueces, el roble con las bellotas y el castaño con las castañas.

Especies de árboles frutales

Existe una amplia variedad de especies de árboles productores de frutos utilizados para el consumo humano; tantos que sería imposible nombrarlos a todos en esta entrada. Sin embargo, haremos mención a algunas de las variedades más conocidas, donde cada uno cuenta con una entrada para obtener mayor información.

Nogal

nogal

Es un árbol tupido con un  tronco promedio de tres metros de diámetro y una altura aproximada de 27 metros. El fruto de este árbol es la nuez, pero tanto sus hojas como su corteza son utilizados con fines medicinales. Solo crece en suelos profundos con 700 mm de riego  y  temperaturas húmedas.  Continua leyendo sobre Nogal

Almendro

almendro

Alcanza unos 10 metros de altura. Florece de manera temprana pero tarda hasta nueve meses en dar su fruto, el cual, es la almendra. Para su crecimiento prefiere los climas cálidos y un suelo arenoso. Continua leyendo sobre Almendro

Avellano

avellano

Crece de manera de silvestre cerca de ríos en climas templados, mas no extremos. Este tipo de árbol llega hasta seis metros de altura, necesita una gran cantidad de mantenimiento a la hora de cultivarlo pues necesita de mucha agua y suelos profundos para poder dar frutos. Continua leyendo sobre Avellano

Higuera

higuera-2

Su fruto es el higo, es un árbol tupido de estatura pequeña o mediana. Sus raíces son  fuertes por lo que prevalece en terrenos rocosos y condiciones hostiles. Continua leyendo sobre Higuera

Cerezo

cerezo-1

Es considerado hermoso, desde el color característico de su tronco hasta sus hojas y flores que surgen al mismo tiempo en abril. Alcanza una altura de 25 metros y su fruto (la cereza) es uno de los pocos que no madura luego de su cosecha. Su longevidad es de 100 años y solo se da en climas fríos. Continua leyendo sobre Cerezo

Limonero

limonero

El limón es el fruto mas multifacético y uno de los mas usados en todos los campos, desde la  salud hasta la belleza. Este árbol alcanza unos 4 metros de altura. Suele adaptarse a cualquier tipo de ambientes. Pero le cuesta germinar en terrenos calientes con alto contenido de sal. Continua leyendo sobre Limonero

Olivo

olivo

Es un árbol bastante resistente que puede darse tanto en clima frío como templado, aunque a no menos de 10 grados. Sin embargo, son los fuertes vientos los que pueden influir en el proceso de florecimiento. Su fruto es la aceituna del cual se extrae el aceite que muchos hemos utilizado en la cocina. Continua leyendo sobre Olivo

Madroño

madroño

Es un árbol de estatura baja y fácil mantenimiento. Puede soportar cualquier tiempo de clima mientras no sea extremo y no haga mucho viento. Su fruto es el madroño. Continua leyendo sobre Madroño

Manzano

manzano

Son resistentes a cualquier tipo de clima aunque su progreso es más rápido en un clima templado. No necesita mayor mantenimiento, además de un suelo con un buen desagüe, pues a estos les basta con el agua de la lluvia para mantenerse. Continua leyendo sobre Manzano

Ciruelo

Es un árbol de fácil mantenimiento que soporta muy bien los climas fríos. Se da fácilmente en suelos húmedos y poco profundos. Alcanza unos seis metros de altura, la ciruela puede ser de diferentes colores dependiendo del tipo de árbol. Continúa leyendo sobre Ciruelo

ciruelo

Banano

No se trata de un árbol, propiamente dicho, sino una megaforbia formada por un pseudo tronco compuesto de hojas enrolladas de manera organizada, las más antiguas al frente y las nuevas al fondo. Su fruto es el banano que depende del país se conoce con otros nombres. Continua leyendo sobre Banano

banano

Níspero

Es un árbol de estatura media/alta, que se adapta a todo tipo de temperaturas, más no fructífera en temperaturas heladas, se da mejor en suelos arenosos y no necesita mucho mantenimiento. Continua leyendo sobre Níspero

nispero

Peral

peral

Alcanza hasta los veinte metros de alto y una longevidad  de 65 años. Necesita de climas fríos y terrenos arcillosos para su desarrollo. Continua leyendo sobre Peral

Cultivo y cuidados de los árboles frutales

El óptimo cultivo de los árboles depende de tres variables fundamentales, con los cuales, podemos asegurar la supervivencia de las plantas. Estas son: la poda  (principalmente de las ramas cercanas al tronco), la fertilización (sobre todo al sembrar) y el riego constante que va a ayudar al desarrollo óptimo de la planta.

El cultivo de este tipo de árboles depende de la especie específica. Por eso es mejor estudiar una por una. No obstante, en términos generales debe obtenerse la semilla o hijos de la planta y colocarlo en un lugar de acuerdo a sus exigencias climáticas. A la mayoría de ellos le va muy bien la luz directa, sin embargo es algo a considerar según cada árbol.

El suelo húmedo no siempre es buena idea, con algunas excepciones. Y si vas a sembrar un árbol al lado del otro, procura dejar un espacio de 2 a 4 metros. Así se evita la competencia entre ellos para absorber los nutrientes.

Poda

La poda de los árboles frutales debe llevarse a cabo según los tiempos adecuados. Por ejemplo de diciembre a febrero se realiza la “poda de formación” y el resto del año se hacen solo pequeñas reformas.

Abono

Dependerá de muchos factores, como por ejemplo: las deficiencias de nutrientes que puedan tener las plantas, los tiempos que manejan y el tipo de abono que se vaya a realizar, es decir, si es un abono de mantenimiento o uno profundo. También se debe tomar en cuenta las cantidades dependiendo del tipo de abono a utilizar, ya sea, orgánico, fertilizante o diluido en el riego de las plantas.

  • Al momento de plantar se debe abonar.
  • Incorporar abono orgánico ligeramente al suelo donde se haya sembrado, como por ejemplo el estiércol. Esto se recomienda hacer en temporada de invierno.
  • Dos tres veces al año se puede agregar fertilizantes minerales en gránulos.

Riego de los árboles frutales

Existen incontables variables en cuanto a este tema, dependerá del árbol en sí y las condiciones que necesita para su supervivencia. Sin embargo, aunque no existe una fórmula mágica para el riego adecuado, hay una regla básica o tip que manejan aquellos que se dedican al cultivo, el riego al principio debe ser abundante y luego podrá bajarse la frecuencia. Además, existen tres tipos de riego:

  • Por goteo.
  • Con cintas de exudación.
  • Puedes utilizar microaspersores.

Para la frecuencia de riego se debe considerar que algunas especies necesitan más agua que otras; los árboles pequeño consumen menos cantidad que los grandes. Por otra parte, hay que estar pendiente de la temporada, pues en invierno se necesita menos el riego y en primavera debe aumentarse la frecuencia.